lunes, 3 de junio de 2013

"Estamos ahora en una "encrucijada marítima".Pero Kallas se da hasta el 2.016 para evaluar el "diálogo social".



El sector acoge con prevención mal disimulada la propuesta de nuevo reglamento portuario.

Puertos y Navieras 03/06/2013

El vicepresidente Kallas, y responsable de puertos fue mas claro ante la asamblea anual de ESPO en Varna, Bulgaria.

"A diferencia de otros sectores del transporte, la UE no tiene casi ninguna legislación portuaria: el acceso a los servicios, la transparencia financiera o cargos por uso de la infraestructura. Una cosa que ha quedado claro en los últimos años es que el "business as usual" como escenario no permitirá que el mercado resuelva estos problemas" dijo en su discurso ante los delegados.

Sin embargo si no es un error del comunciado fió al 2.016 una evaluación del iniciado "diálogo social" con la estiba en contra de lo declarado a este medio por su jefe de puertos Dimitrios Theologitis. También admitió que "Por el momento, no es fácil para desafiar los monopolios y derechos exclusivos concedidos en virtud de la legislación nacional.
Proponemos nuevas, transparente y abierto procedimientos para seleccionar los proveedores de servicios, con reglas para evitar posibles abusos en los precios de los operadores con derechos exclusivos". Una admisión de tener la batalla perdida.

Porpone un regulador como el español Puertos del Estado para toda Europa.


Discurso del Vicepresidente de la Comisión Siim Kallas en Varna.

Señoras y señores,

Es un placer estar de vuelta en la conferencia de ESPO y hablar en un momento tan importante para la comunidad portuaria de Europa. Hace un año, en Sopot, todavía estábamos en el medio de discutir los problemas del sector, trabajando juntos para aprovechar al máximo y lo mejor de nuestros puertos. Ha sido un largo camino!

Hemos escuchado y ha consultado ampliamente con ESPO, uno de sus miembros y de la industria portuaria. Estoy convencido de que hemos encontrado un buen equilibrio entre los deseos de las muchas partes implicadas. Verán nuestro trabajo se refleja en la propuesta que ha recibido el respaldo de la Comisión Europea.

Los puertos de Europa, sin duda han visto algunos años difíciles. Pero incluso con sólo suposiciones modestas de crecimiento, el volumen de carga del puerto deberían aumentar en más de la mitad en 2030. Eso es casi seguro que causará congestión.

Con más de carga que pasa por los puertos, vamos a trabajar para conseguir los camiones de las carreteras y hacer un mayor uso del transporte marítimo de corta distancia como alternativa de transporte más limpio.

Pero todo lo que queramos crecimiento y la demanda, también hay que preguntar dónde dejará cientos de puertos de Europa. Ellos se enfrentarán a grandes desafíos en el desempeño, las necesidades de inversión, la sostenibilidad, los recursos humanos, sólo para nombrar unos pocos.

Mientras que Europa es el hogar de algunas de las mejores instalaciones portuarias del mundo, la eficiencia y el rendimiento varían mucho, provocando una verdadera división de la UE. Tome Rotterdam, Amberes y Hamburgo, que manejan el 20% de todos los bienes.

Sé que el rendimiento es una de las principales preocupaciones de ESPO. De ninguna manera estamos tratando de interferir en las buenas prácticas empresariales. Pero mi preocupación es que no todos los puertos ofrecen el mismo servicio de alto nivel.

Quiero ser claro: no se trata de desviar el tráfico fuera de algunos puertos a los demás. No se trata de decirle a los clientes de los puertos que se deben utilizar.

Pero se trata de crear mejores condiciones para que podamos tener las conexiones de transporte marítimo más corto y para todos los puertos que se integre plenamente en la cadena logística. Incluso los mejores puertos que realizan otros puertos necesitan para tener éxito, por ejemplo, para desarrollar operaciones de hub-and-spoke, y evitar la congestión.

¿Qué quiere decir esto? Esto significa que tenemos que:

    *mejorar las conexiones locales a las redes de navegación interior que se alimentan en los puertos por carretera, ferrocarril y;
    *plenamente optimizar los servicios para hacer el mejor uso de los puertos como ahora;
    *crear un clima de negocios para atraer las inversiones que tanto se necesitan si la capacidad está creciendo, ya que debe hacer. Los inversores necesitan seguridad jurídica y regulatoria, y la cinta mucho menos rojo.

A diferencia de otros sectores del transporte, la UE no tiene casi ninguna legislación portuaria: el acceso a los servicios, la transparencia financiera o cargos por uso de la infraestructura. Una cosa que ha quedado claro en los últimos años es que el "business as usual" como escenario no permitirá que el mercado resuelva estos problemas.

Señoras y señores: Estamos ahora en una "encrucijada marítima".

Nuestra revisión de la política propuesta se centra en los puertos de la red transeuropea de transporte - 319 puertos, que en conjunto representan más del 90% de los pasajeros y las mercancías en tránsito a través del sistema de puertos de la UE.

Vamos a hacer un uso completo de las futuras orientaciones de la RTE-T y su instrumento financiero, el Mecanismo Conectar Europa, el desarrollo de los puertos y mejorar sus conexiones con el ferrocarril, por carretera y las redes de navegación interior.

La propuesta no pretende crear más carga administrativa o costo. De hecho, no sólo va a simplificar y reducir los trámites burocráticos, que debería reducir los costos portuarios en casi un 7% y la UE ahorrarse hasta 10 millones de euros en 2030.

También debe generar más negocio para el transporte marítimo de corta. Eso significa más actividad portuaria y por lo tanto un importante número de nuevos puestos de trabajo.

Entonces, ¿qué propone la Comisión?

En primer lugar, se trata de una combinación de medidas legales y suave. Se centra en que la UE puede hacer la diferencia - que se basa en las políticas y respeta la diversidad de los puertos europeos existentes. Y sólo con fuerza a áreas específicas de problemas que necesitan ser cambiado.

Lo hemos conseguido con la ayuda y la entrada de ESPO toda la preparación de la revisión de la política.

Espero que muchos de ustedes vienen a Tallinn en octubre para el evento Días de la RTE-T, que dará inicio a la programación del presupuesto disponible para la RTE-T.

Una sesión específica sobre los puertos y las autopistas del mar se llevará a cabo en un barco de Helsinki a Tallin el 16 de octubre.

Libre prestación de servicios, sin discriminación, debe convertirse en un principio general. Esto está en consonancia con los principios del mercado único de la UE, en la que yo soy un creyente fuerte.

Por el momento, no es fácil para desafiar los monopolios y derechos exclusivos concedidos en virtud de la legislación nacional.
Proponemos nuevas, transparente y abierto procedimientos para seleccionar los proveedores de servicios, con reglas para evitar posibles abusos en los precios de los operadores con derechos exclusivos.

En los casos de espacio reservado como parte de un plan de desarrollo portuario, o las obligaciones de servicio público (OSP), la autoridad responsable debe ser capaz de limitar el número de operadores. Selección del operador debe ser transparente y no discriminatoria.

Hemos tenido el cuidado de incorporar las opiniones de ESPO sobre los requisitos mínimos que se pueden imponer a un proveedor, a fin de reflejar las prácticas reales de trabajo, para evitar cherry-picking.

También hemos aclarado los casos en que el número de proveedores puede ser limitado, donde se pueden imponer obligaciones de servicio público y donde un operador interno podemos ofrecer un servicio.

La transparencia de la financiación también se debe mejorar para evitar distorsiones de la competencia y dejar en claro que el dinero público se va. Esto atraerá a los inversores privados, que necesitan una estabilidad a largo plazo y la seguridad jurídica.

Bajo las reglas actuales, muchos puertos que reciben dinero público no tienen que llevar una contabilidad separada entre sus actividades económicas. Esto hace que sea difícil de seguir los flujos de financiación y asegurar que no hay violación de las normas sobre ayudas estatales.

En cualquier caso, la financiación pública no debe utilizarse para distorsionar las tarifas portuarias para el uso de la infraestructura, que debe establecerse de una manera transparente y no discriminatoria.

Las autoridades portuarias deben ser más autónomas y se fijaron los cargos, de acuerdo con su propio comercial y estrategias de inversión. Sin embargo, esto debe hacerse de manera justa y transparente. Legislación de la UE debe aclararse para que los puertos de cargas varían de acuerdo a su propia política - por ejemplo, para atraer la navegación de corta distancia, y para los buques que tienen un mejor desempeño ambiental.

Señoras y señores,

Sé que algunos de ustedes tienen preocupaciones por el órgano de supervisión propuesto. Pero esto no es nuevo. Ya existe en muchos Estados miembros. Además, proporcionará un foro para una apelación en primera instancia, sino que está destinado a reducir la carga administrativa para la resolución de disputas y mantenerlos fuera de los tribunales, si es posible.

Por último, como en muchos otros sectores de la economía, las necesidades de personal en los puertos están cambiando rápidamente. Un aumento de un millón de toneladas de carga que pasa a través de un puerto genera un promedio de 300 puestos de trabajo más. Para el 2030, esperamos que el 15% más puestos de trabajo - así que hay una clara necesidad de atraer a los trabajadores.

Servicios portuarios modernos y un ambiente estable también deben involucrar a la organización moderna de las disposiciones laborales y sociales.

La experiencia de los Estados miembros que hayan aplicado reformas portuarias muestran que los debates completos y abierto sobre cuestiones relacionadas con el trabajo entre los empleados y los empleadores pueden hacer una diferencia real.

Por eso estamos creando un comité especial para los puertos - el comité de "diálogo social". En primer lugar, se debe dar la oportunidad de ver lo que puede lograrse. Vamos a evaluar su progreso en el 2016.

Señoras y señores,

Nuestra propuesta pone a los puertos en la parte superior de las prioridades políticas de la Unión Europea para el transporte. Por supuesto, los debates en el Parlamento Europeo y entre los Estados miembros seguirán para permitir algunos ajustes.

Algunos de ustedes pueden pensar que esto es sólo hacer las reglas por el amor a las reglas ". Ese no es el caso. De hecho, nuestra intención es ser la luz de la regulación. No queremos imponer trámites innecesarios - queremos que los puertos crezcan.

Queremos más fondos para puertos, más actividad y prosperidad para la industria portuaria.

Lo más importante, queremos que los puertos europeos a disfrutar de éxito a largo plazo - para que puedan ofrecer un mejor servicio a la industria europea y la economía de Europa.

Gracias por su atención.  Siim Kallas.


LA RESPUESTA DE LA ESPO

El jueves y viernes 31 de mayo, la asociación europea de puertos ESPO celebró la 10 ª edición de su conferencia anual en Varna. El principal debate fue sobre la nueva regulación política portuaria y la comunicación de la Comisión Europea, que se emitió la semana pasada. El vicepresidente de la Comisión Siim Kallas estuvo presente en Varna para presentar las propuestas.


Las primeras reacciones de las partes interesadas demostraron que la propuesta de Reglamento sobre el acceso al mercado y la transparencia financiera de los puertos está siendo recibido con sentimientos encontrados. Esta es también la base de la primera respuesta de la ESPO.


"Por un lado, reconocemos el hecho de que la propuesta de Reglamento introduce un primer paso importante hacia la creación de una mayor transparencia financiera", dijo el Secretario General de la ESPO Patrick Verhoeven, "Agradecemos, además, que la propuesta reconoce el papel central de la Autoridad Portuaria y confirma, hasta cierto punto, su autonomía. No obstante, al mismo tiempo, la propuesta atribuye competencias potencialmente de gran alcance a otras autoridades y algunos de los procedimientos propuestos puede provocar interferencias perjudiciales a la libertad comercial de los puertos, su capacidad para invertir y sus responsabilidades administrativas ".

En las próximas semanas, ESPO llevará a cabo una evaluación en profundidad de la propuesta de reglamento.
  
 
Respuesta inicial de la ESPO a las propuestas políticas de la Comisión Europea
  
  ESPO lamenta que la Comisión abandone su enfoque no legislativo, pero reconoce el hecho de que la propuesta de Reglamento introduce un primer paso importante hacia la creación de una mayor transparencia financiera. ESPO aprecia además que la propuesta reconoce el papel central de la Autoridad Portuaria y confirma, en cierta medida, su autonomía. No obstante, al mismo tiempo, la propuesta atribuye competencias potencialmente de gran alcance a otras autoridades y algunos de los procedimientos propuestos puede provocar interferencias perjudiciales a la libertad comercial de los puertos, su capacidad para invertir y sus responsabilidades administrativas. 

El 23 de mayo, la Comisión Europea publicó una comunicación titulada Puertos: un motor para el crecimiento y una propuesta de Reglamento que establece un marco sobre el acceso al mercado de los servicios portuarios y la transparencia financiera de los puertos. ESPO acoge con satisfacción el hecho de que tanto la comunicación y la propuesta de valor de regulación de los puertos marítimos importante papel que desempeñan en la economía europea. Esto complementa la iniciativa anterior de la Comisión para dar a los puertos de una posición central en las redes transeuropeas de transporte.
Durante el proceso de revisión y consulta que precedió a la publicación de las nuevas propuestas de la Comisión Europea, ESPO destacó constantemente el valor de las acciones no legislativas. Esta fue la filosofía de la anterior comunicación de la política portuaria, que se publicó en 2007. Ahora, la Comisión indica que este enfoque no ha funcionado. ESPO lugar alega que no se le ha dado una oportunidad adecuada para trabajar.
Mediante la producción de una nueva propuesta legislativa que excluye a una parte del sector y pueden tener implicaciones potencialmente de largo alcance, ESPO cree que la Comisión está perdiendo la oportunidad de tener un debate más fundamental e incluyente en los retos globales que los puertos europeos se enfrentan.
Dicho esto, ESPO reconoce el hecho de que la propuesta de Reglamento introduce un primer paso importante hacia la creación de una mayor transparencia financiera cuando se trate de fondos públicos. Además, ESPO es consciente de que la propuesta de Reglamento reconoce el papel central de la entidad gestora del puerto. Hasta cierto punto, la propuesta también confirma que este papel se debe realizar autónomamente.
No obstante, al mismo tiempo, la propuesta atribuye competencias potencialmente de gran alcance a otras autoridades y algunos de los procedimientos propuestos puede provocar interferencias perjudiciales a la libertad comercial de los puertos, su capacidad para invertir y sus responsabilidades administrativas. Estas preocupaciones se refieren principalmente a la función del órgano independiente de supervisión, el alcance limitado de las operaciones internas, la regulación de la infraestructura portuaria y los cargos por servicios y la aplicación general de los procedimientos rígidos de la próxima directiva concesiones.
ESPO será en las próximas semanas realizará una evaluación a fondo de la propuesta de reglamento, se centra en el impacto concreto que tiene en la diversidad de sus miembros.  
31 de mayo 2013






REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 27/05/2013
La Comisión propone un Reglamento sobre acceso al mercado de los servicios portuarios y transparencia financiera de los puertos

Como se había anunciado, en el jueves, el colegio de comisarios adoptó una propuesta de Reglamento que se centra en dos aspectos: la aplicación de la libertad de prestación de servicios a los servicios portuarios y la transparencia de la gestión tarifaria y financiera de las Autoridades Portuarias. Esta propuesta deberá ser discutida por el Parlamento Europeo y el Consejo antes de su posible adopción mediante el procedimiento legislativo de Codecisión. 


En una primera parte, la propuesta reconoce la aplicación del principio de libertad de prestación de servicios, exigiendo la aplicación generalizada de procedimientos transparentes y abiertos para la selección los prestadores de servicios portuarios y el establecimiento de normas para evitar posibles abusos tarifarios por los operadores con derechos exclusivos. No obstante, con el fin de tener en cuenta las particularidades de cada puerto, prevé que el organismo gestor del puerto pueda limitar el número de oferentes de uno o más servicios, si bien sólo por una serie de razones objetivas y tasadas, y también que se puedan imponer a los prestadores ciertas obligaciones como condición para la prestación del servicio, pero sólo en ciertas materias determinadas. Para una mayor atención al cliente, se crea un comité consultivo de los usuarios del puerto.

Los servicios de manipulación portuaria (estiba) y los servicios al pasaje reciben un tratamiento diferenciado: el capítulo II, sobre acceso al mercado, en principio no es aplicable a los mismos (salvo que así lo decidan libremente los Estados miembros que lo deseen). La Comisión lo justifica indicando que en muchos casos se regulan mediante concesiones y que “el establecimiento de nuevos requisitos legales podría dificultar los esfuerzos que se están haciendo por iniciar un proceso de diálogo social en este campo”. La Comisión tiene previsto proponer una Directiva que regule los procedimientos de concesiones, que sí será aplicable a estos servicios.

En junio de este mismo año, la Comisión creará un “Comité de diálogo social para los puertos”, que permitirá a trabajadores y empresarios debatir y abordar cuestiones relacionadas con el trabajo portuario. La Comisión proporcionará apoyo técnico y administrativo a este Comité y evaluará sus avances en 2016.

La autoprestación, que fue uno de los aspectos más controvertidos en la tramitación de las fallidas propuestas de Directiva sobre esta misma materia, queda al margen de esta propuesta, que será aplicable únicamente a los servicios prestados a cambio de una remuneración. La Comisión señala, en su introducción, que varios Estados ya tienen regulada esta materia y que no parece necesario, en estos momentos, introducir un marco común europeo sobre la misma.

Todos estos aspectos (incluyendo la propia autoprestación) están ya regulados en España mediante el texto refundido de la Ley de Puertos (RD-Legislativo 2/2011), ya que se incorporaron en su momento a la ley 48/2003, aprobada durante la tramitación de las citadas propuestas de Directiva que nunca llegaron a adoptarse en la UE.

Sí que podría ser necesario algún ajuste de la legislación española sobre el servicio de practicaje, que limita a uno el número de prestadores en todos los puertos. Parece que, con arreglo a la nueva propuesta, esa limitación genérica debería en principio desaparecer, sin perjuicio de que se pueda regular así en algunos casos debidamente justificados.

En una segunda parte, la propuesta se refiere a la utilización de fondos públicos por los organismos gestores de los puertos: se exigirá una mayor transparencia financiera y se introducirán directrices que permitirán a las Autoridades Portuarias recibir fondos públicos sin falsear indebidamente la competencia y que se espera contribuyan a atraer la inversión privada.

Un aspecto de posible relevancia especial para España es que la propuesta pretende ampliar la libertad de las Autoridades Portuarias para fijar sus tasas por el uso de la infraestructura. La Comisión afirma que las propias autoridades portuarias son las más adecuadas para fijar la estructura y la cuantía de sus tasas, teniendo en cuenta las necesidades de los usuarios. Los puertos también podrán reducir las tasas a los buques por razones comerciales o bien a los que tengan mejor comportamiento medioambiental (en ambos casos, por criterios objetivos). Esta autonomía tarifaria seguramente colisiona con el hecho de que en España, por exigencia constitucional, las tasas por el uso de la infraestructura deban ser fijadas por ley aprobada en las Cortes, tanto en su estructura como en sus cuantías. Esto se debatirá sin duda en el Consejo de Ministros y hay que suponer que se encontrará una solución a la medida de España.

La Comisión señala en una nota de prensa que esta propuesta se enmarca en una iniciativa más amplia, que pretende “mejorar las operaciones portuarias y las conexiones de transporte en los 319 puertos marítimos europeos más importantes”.En su nota de prensa, la Comisión resalta la enorme importancia de los puertos para la economía europea, y la necesidad de mejorar su eficiencia. La Comisión presentará antes del verano propuestas destinadas a reducir la burocracia y los trámites administrativos en los puertos (las denominadas propuestas del «cinturón azul»). Asegura que las nuevas propuestas permitirían ahorrar a la economía europea hasta 10.000 millones de euros en 2030 y contribuirían a desarrollar nuevos servicios marítimos regulares de corta distancia. 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu