jueves, 13 de junio de 2013

Antolín Goya: “Evidentemente, nosotros al 7 de julio llegamos con acuerdo o con movilización”


El III Congreso Confederal de Coordinadora, que concluye hoy en Santurtzi, al lado del Puerto de Bilbao, ha vuelto a otorgar su confianza a Antolín Goya, que se presentaba como único candidato a la reelección como coordinador general del sindicato, responsabilidad que asumió en mayo de 2005 de manos de Julián García. 


Diario del Puerto 13/06/2013
JAIME PINEDO Bilbao 

En la víspera del Congreso, el pasado martes, Goya repasó para Diario del Puerto algunos de los asuntos de mayor actualidad para la estiba, con especial acento en la negociación del IV Acuerdo Marco. Goya advierte: si Anesco quiere dejar pasar el tiempo hasta el 7 de julio, Coordinadora no. “Al 7 de julio llegamos o con acuerdo o con movilización”, aseguraba antes del Congreso.



¿Cómo se presenta este III Congreso Confederal de Coordinadora que llega en un momento clave para la estiba?
Si atendemos al número de asistentes, las expectativas son muy altas ya que será uno de los congresos con mayor asistencia. Llega, ciertamente, en un momento muy importante para nosotros, con la negociación del IV Acuerdo Marco de fondo. 

Nos hubiera gustado llegar aquí con un principio de acuerdo pendiente de ratificar, lo que era uno de los objetivos que nos habíamos marcado, pero desgraciadamente no ha podido ser y gran parte del Congreso se dedicará a hacer un análisis de la situación y a ver cuáles son las estrategias a seguir de cara a la negociación del convenio.

Si un preacuerdo con la patronal ¿cabe entonces la posibilidad de que durante el Congreso se planteen movilizaciones?
Por supuesto que cabe esa posibilidad. En el Congreso barajaremos todas las posibilidades. Analizaremos qué es lo que nos separa del acuerdo, qué posibilidades hay de alcanzarlo y qué haríamos en cada una de las situaciones que se planteen. En el Congreso habrá tiempo para valorar las diferentes actuaciones.

De aquí al final del Congreso aún pueden cambiar las cosas...
Todo dependerá de si Anesco reacciona y se produce una convocatoria de reunión o intento de retomar el diálogo. Si Anesco quiere dejar pasar el tiempo para llegar al 7 de julio, Coordinadora no. Evidentemente, nosotros al 7 de julio o llegamos con acuerdo o llegamos con movilización. Eso está claro”.

Antes de entrar en lo que separa a las partes, ¿qué es lo que las une? ¿En qué están de acuerdo?
Paradójicamente, nos une lo que siempre fue un caballo de batalla y punto de tensión: el de los ámbitos, los cuáles tenemos bastante bien definidos. Quizá lo esté así por todos los antecedentes anteriores de la negociación y por la sentencia de la Audiencia  Nacional con relación al anterior IV Acuerdo Marco.Ello ha hecho que en el terreno de los ámbitos tengamos muy claro cuáles son las competencias negociadoras de una y otra parte, lo que hemos intentado definirlo con cierta calidad.

Lo anterior incluye a las actividades complementarias.
Efectivamente, es un tema que queda muy claro. Estamos hablando de un acuerdo entre empresas estibadoras y estibadores portuarios, como ámbito de actuación, y se incluye la posibilidad de pactar las tareas complementarias. En la anterior negociación nosotros planteábamos que fuera un convenio de sector, de aplicación a cualquier empresas que desarrolle su actividad en el puerto. Así lo redactamos en aquel momento y así lo planteamos ahora: como un acuerdo que afecta a patronal, empresas estibadoras y estibadores portuarios.

En el conjunto de la negociación con Anesco, ¿qué porcentaje hay de acuerdo y qué de desacuerdo? ¿Se está más cerca o más lejos de alcanzarlo?
Depende. Se está muy cerca y al mismo tiempo muy lejos porque la situación ha llegado a tal punto de desencuentro que cuestiona todo lo demás. Parecía que estábamos a punto de tener un acuerdo pero Anesco dio un paso atrás y se ha atrincherado en un posición irracional que va en contra de lo que ha venido defendiendo hasta ahora. Y así es imposible un mayor acercamiento y un acuerdo.

Anesco se mantiene firme en su plataforma pero asegura estar abierto al diálogo.
Sí, pero debe ser un diálogo con los ángeles porque desde hace 15 días no tenemos ninguna reunión ni se nos ha convocado a ninguna mesa. Supongo que estará abierto al diálogo pero esa puerta abierta no es visible para los demás.

Por lo que se refiere a las discrepancias, ¿hay aspectos económicos insalvables?
Económicamente no tenemos discrepancias en el IV Acuerdo Marco aunque es cierto que Anesco plantea algunas fórmulas que le puedan permitir abaratar costes, no porque se esté pactando un abaratamiento sino porque de esta manera la patronal tendría una herramienta que le podría ser útil de cara a las mesas locales de negociación.

Es ahí donde entra el cómputo por horas o por turnos.
Efectivamente, esa es una de las principales diferencias que se están dando en este momento. Nosotros siempre hemos planteado a Anesco el tope máximo de horas de disponibilidad, que creo está fijado en 1.846. Anesco defiende que, al haber tenido que asumir las plantillas al cien por cien después de la última modificación de Ley, que el trabajo sea para los estibadores portuarios, que son sus empleados, y al mismo tiempo rentabilizar toda esa actividad. 
Pero, paradójicamente, monta un modelo de cómputo por horas que provoca que se haga la misma actividad con menos turnos y con la misma gente. Es decir, encarece el producto. Para la empresa estibadora puede que este modelo consiga que sea un poco más rentable, lo que dudo, pero para la sociedad de estiba  supone una merma en su actividad, ya que disminuyen los turnos. Estamos hablando de cuánta mayor disponibilidad tiene la gente para atender el servicio. 

Por tanto, la caída en el número de turnos coloca en situación de crisis a las propias sociedades de estiba. Lo que Anesco busca con todo esto es tener un arma para poder plantear un Expediente de Regulación de Empleo a nivel local, un arma en la mesa de negociación que le permita modificar las condiciones de trabajo, o directamente, solicitar un ERE con más facilidad.

¿Y que plantea Coordinadora?
Nosotros planteamos que si realmente existe interés en que el trabajo siga siendo realizado por los estibadores, se haga un cómputo por turnos, ya que hemos dado ya bastantes muestras de flexibilidad, como la movilidad funciona y la polivalencia de las manos. Queremos que nos den ocupación efectiva durante el turno. 

No nos interesa hacer una jornada de 2 ó 3 horas sino trabajar las 6 ó las 8 horas porque nuestro salario depende de ello. Parece ser que el problema es que si trabajamos 3 horas nos van a pagar por 6. Y eso no es así. Somos nosotros los primeros interesados en poder completar las jornadas al máximo porque ello repercutirá directamente en la economía.

Con la Reforma laboral de fondo, tampoco es fácil un acercamiento de posturas.
Evidentemente, nosotros no vamos dejar de intentar amortiguar al máximo los efectos de la reforma laboral, que pretende modificar las condiciones laborales  mediante una reducción de los costes, abaratando los despidos y haciendo que las empresas puedan dejar de cumplir parte de lo que tienen pactado sin un acuerdo previo, sin sufrir un desgaste. 

La estiba es de los pocos sectores que puede sentirse orgulloso por su capacidad de adaptación en unos tiempos tan complicados como éstos y de pasar por la crisis siendo un referente en España y en Europa. Creemos que hemos tenido parte parte de responsabilidad en este éxito.
Lo que no tiene sentido es que ahora, utilizando la crisis como excusa, se nos planteen reformas de este tipo cuando nosotros ya nos hemos adaptado, ya nos hemos bajado el salario de forma automática en la misma proporción en la que ha bajado la actividad en los puertos, sin necesidad de hacer modificaciones en el convenio. 

Hemos tenido que hacer EREs en casi todos los puertos para abaratar costes y ser competitivos. Y fruto de ese esfuerzo, los tráficos siguen estabilizados en nuestros puertos. Por todo ello, no es de recibo que, aprovechando el discurso de la Reforma Laboral, se planteen situaciones como el descuelgue del convenio, entre otras.

El descuelgue y la ultraactividad del convenio son precisamente importantes puntos de fricción entre Anesco y los sindicatos en la negociación.
Nuestro planteamiento en el IV Acuerdo Marco pasa por dar salida a esta situación, con relación al descuelgue o inaplicación del convenio. Coordinadora plantea que previamente pase por las  Comisión Paritaria Sectorial y que sea ésta la que determine si relamente hay argumentos para hacerlo o no. En la Comisión hay una representación de equidad entre patronal y sindicatos.Merece un tiempo de análisis suficiente para saber si ello va a ser bueno o no para la competitividad del puerto.

La otra cláusula, la de ultraactividad, es igual de esencial para nosotros. Desde el II Acuerdo Marco ya teníamos una cláusula de prórroga automática, año por año, mientras no se negociara un nuevo convenio. Nosotros planteamos, ahora que la Ley dice otra cosa, mantener la cláusula en los mismos términos en los que estaba ya recogido. La Ley no prohíbe pactar cláusulas de ese tipo por lo que entendemos que actualmente la tenemos con el II Acuerdo Marco y queremos que se mantenga en el IV Acuerdo.

Desde la Unión Europea también se plantean importantes interrogantes sobre el futuro de la estiba. Sobre la mesa está el Dictamen Motivado de la UE sobre la estiba.
En los últimos meses hemos tenido una etapa muy activa en despachos y en pasillos. Claramente, al dictamen motivado no se le dio desde el inicio la importancia que tenía o simplemente, el planteamiento que se hacía era tan poco entendible que nadie pensó que aquello pudiera coger con el tiempo el contenido que al final cogió. Cuando nos dimos cuenta de que realmente aquello podía ser un tema mayor hicimos un esfuerzo importante a través de una respuesta que creo está muy bien fundamentada y además, conciliada entre las partes. 

En este aspecto, hay que reconocer al Gobierno de España, que entendió que necesario hacerlo y que asumió la defensa de esa posición. José Llorca comprendió esa necesidad y lo hizo. Ahora estamos a expensas de que Bruselas analice el escrito que enviamos y de que tome una determinación.  

De forma clara, nosotros percibimos la existencia de intereses externos a España que intentan obtener en los despachos lo que no han sido capaces de obtener para sus puertos a pie de muelle; es decir, los niveles de calidad, de producción y de servicio de España, que hacen que seamos un punto de referencia en  Europa y que cada vez más tráficos de transbordo internacional pasen por nuestros puertos y empiece a haber proyectos claros de suministro para Europa, concretamente, desde puertos españoles. Eso lleva a un cambio en el eje de poder en Europa y por lo tanto, se antoja perfectamente posible la existencia de intereses por parte de quienes cada vez son menos competitivos con el fin de poner en jaque el escenario de futuro que España está promoviendo.

También la UE trabaja en una nueva propuesta de reglamento para los puertos ¿Afectará a la estiba?
La propuesta del nuevo Reglamente la recibimos ayer y estamos pendientes aún de revisarla. Las declaraciones públicas efectuadas hasta ahora apuntan a que no va a realizar ninguna modificación en lo relativo a la estiba, materia que queda reservada al diálogo social. La próxima semana se abrirá la primera mesa y participaremos en ella de una forma muy activa, como IDS, y junto a ITF. Parece, por tanto, que el tema de las relaciones laborales en los puertos se deja para la mesa de diálogo social y que el Reglamento ha desechado la idea de sacar adelante una Directiva. 

Creo que esto es lo razonable ya que es lo que le veníamos planteando a Europa desde la primera Directiva de Loyola de Palacio, que fue rechazada en tres ocasiones. Y es que en un panorama portuario tan variopinto como el europeo no cabía una reforma de este tipo.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu